Seleccionar página

LOS ENVASES, OTRO GRAN DILEMA

Su reducción marca una gran diferencia

«La ONU advierte de que sólo el 9 % del plástico usado en el mundo se recicla» – EFE

«Una botella de plástico tarda unos 500 años en descomponerse» – Greenpeace

Ambos datos juntos refleja un escenario aterrador, y nos hace entender el por qué toneladas de basura acaba cada año en los océanos: la falta de gestión de residuos y la falta de espacio para almacenarlos.

Como ya explicamos en el anterior post, es de vital importancia reducir los artículos de un único uso y especialmente los de origen plástico.

Pero, ¿qué pasa con los envases?

Los envases son un producto de único uso, uso diario y que además, consideramos necesarios.

Para evitar los envases habría que dar un cambio drástico en nuestro propio consumo, y esto, bajo mi punto de vista, es a día de hoy poco realista.

Entonces, ¿cómo minimizar el impacto ambiental con el uso de envases?

Con una reducción y un uso inteligente de los mismos, aquí abajo te damos 6 claves.

Este es un proceso largo y yo todavía estoy recorriendo el camino, pero a continuación enumero una serie de acciones sencillas que intento incorporar poco a poco a mi vida. Están ordenadas de más a menos idónea:

1. Evitar todo producto envasado que puedas elaborar tu mismo

Por ejemplo siempre es mejor que hagas tu propio hummus o guacamole en vez de comprar tarros de producto terminado. 

Lo mismo pasa con los zumos o la leche. Si consumes bebidas vegetales, siempre será mucho más sostenible hacer tu propia bebida, aparte de que evitarás los Tetra Bricks, productos que como vimos en el post de reciclaje, es un material que no se recicla hoy en día en su totalidad en España (aunque sí deben de ir al contenedor amarillo de envases ligeros). *La elaboración de bebida vegetal es todavía un tema pendiente para mi.

Esto también es extensible a productos de limpieza y cosmética, pero sobre esto hablaremos en otro post.

Esta opción solo es válida si está en consonancia con tu estilo de vida, porque recuerda: el objetivo es que todo cambio que incorpores a tu vida (a poco que parezca) sea permanente en el tiempo.

2. Comprar a granel

Esta medida ya está instaurada como la gran alternativa, por práctica y sustentable. Hay muchos establecimientos que incorporan este sistema o que se dedican exclusivamente a la venta por peso. Con esta opción podrás llevar tus propias bolsas de compra reutilizables o tarros de cristal para llenarlos al peso con lo que necesites. En la propia tienda te facilitarán todas las opciones para que no generes residuo con tu compra.

Por ejemplo puedes comprar arroz, legumbres, pasta, frutos secos, cereales, especies,… y cada vez un más largo etc. Si todo esto va acabar en un recipiente en tu casa, ¿por qué no ahorrarnos el envase de transportarlo del supermercado a casa?

El mayor problema a día es que las opciones de compra a granel no existen en todas las localidades, pero por suerte es una tendencia que va en aumento.

Con el tiempo quiero completar un directorio con opciones de venta a granel en diferentes poblaciones. Es todavía un proyecto, pero si sabéis de alguna tienda o establecimiento que tenga alternativas zero waste para el consumo, enviadme un email a objetivo@laminimahuella.com y será un placer incorporarla al directorio.

3. Reducir el envasado de productos líquidos

A día de hoy todavía es difícil encontrar opción de venta a granel de geles, detergentes, productos de limpieza,… Por lo que aunque sí es la opción más responsable, si no es una opción para ti, enumero por orden de relevancia las mejores alternativas:

  • Utilizar formatos sólidos – esta opción  está cogiendo fuerza y se posiciona como una gran alternativa. Al elegir un formato sólido (aparte de que los envases suelen ser pequeños y variados) nos ahorramos el tener que envasar todo el agua que hay en un gel o champú tradicional. Nos estamos ahorrando transportar y envasar el líquido, transportando solo la parte concentrada que realmente es lo que estamos buscando. 

Hoy en día hay muchísimas opciones: jabón de manos, cara y cuerpo solido, champú y acondicionador sólido, desodorante, hidratante corporal,… una infinidad de opciones según tus preferencias. 

En relación a la colada la opción de detergente en polvo es una mejor alternativa al detergente líquido (especialmente si viene en envase de cartón) y la que es para mí a día de hoy la alternativa que utilizo: las nueces de lavado, pero sobre ello hablaré en otro post.

 

  • Utilizar fórmulas concentradas en vez de formas normales en el caso de que no se puedan utilizar formatos sólidos. Por ejemplo suavizante de la ropa: a más concentración, menos producto y menos residuo de envases generarás.
  • Comprar los botes de líquido lo más grande posible en el caso de que ninguna de las opciones anteriores entre en tus posibilidades. Por ejemplo si compras un bote de gel de 1 litro en vez de medio litro ya habrás reducido a la mitad los envases de este producto.

4. Optar por envases retornables

En mi localidad y a día de hoy no conozco ningún establecimiento que acepte el retorno de envases, pero quizás se implementará próximamente. Si conoces alguno házmelo saber en comentario para añadirlo al directorio de empresas.  

El único caso en el que pongo en práctica esto es en los bares, siempre que sea posible pido bebidas en botellas de crital en vez de lata o plástico, porque hay más posibilidad de que sean envases retornables o en su defecto son más facilmente reciclables.

5. Evitar a toda costa los excesivos envoltorios o sobreenvasados

El sobreenvasado irrumpió en los supermercados como una opción práctica para no tener que «gastar» tiempo sirviéndonos productos que podemos comprar al peso. Pero siempre que haya una opción al peso, no elijas opciones envasadas, con nuestro consumo podemos conseguir que dejen de plastificar todos estos productos.

Otra opción de evitar el sobreenvasado puede ser, por ejemplo, el priorizar comprar un paquete de magdalenas donde no venga cada magdalena en un envase individual.

6. Priorizar la compra según el tipo de envases

  • Elige envases de cartón o papel siempre que sea posible.
  • Los envases de cristal siempre será mejor opción que los de aluminio y plástico.
  • Los envases de aluminio mejor que los plásticos.
  • Los envases compostables, biodegradables o hechos con bioplásticos son mejor alternativa frente al plástico tradicional. Sobre esto todavía tengo que investigar para saber si es o no la mejor alternativa. Próximamente hablaré sobre ello.
  • Compra productos con etiqueta ecológica o ecoetiquetas en el envase – son símbolos que identifican productos que cumplen una serie de criterios de sostenibilidad ambiental. Algunos de ellos son los siguientes: 
    • Ecolabel (Etiqueta Ecológica Europea) – certifica que el producto cumple con estrictos criterios sostenibles definidos a nivel europeo.
    • Banda Moebius – símbolo de reciclaje, indica que un producto o envase es de material reciclado y también es reciclable una vez usado.
    • Algunos estados europeos como Alemania o Noruega han creado sus propias etiquetas ecológicas:
      • Blauer Engel
      • Nordic Swan Ecolabel

¿Qué otras soluciones al envasado no estoy teniendo en cuenta?

Agradecería que me lo indicases en comentarios 🙂

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Leer más

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar